Bienvenidos

Codival
Fatiga

Cómo vencerla

Una de las causas más comunes por las que se visita a un profesional de la salud es por sentirse fatigado. Hay diferentes tipos de fatiga. Puede ser constante y comenzar por la mañana tras toda una noche de sueño, o puede surgir a lo largo del día.

 

Fatiga Adrenal

Las glándulas suprarrenales están situadas encima de los riñones y una de sus funciones principales es liberar hormonas que pueden ayudar a mantener el organismo en un estado de alerta. Si las glándulas adrenales están saturadas de trabajo y no se les proporciona suficientes nutrientes como para respaldarlas, la fatiga se impondrá pronto.

 

Las Demandas de la Vida

El estatus nutricional puede jugar (y de hecho lo hace) un papel principal en la prevención y tratamiento de la fatiga. Haciendo algunos cambios en la dieta y estilo de vida, e incorporando un programa de suplementación nutricional en el régimen diario, el organismo será capaz de recuperarse y dejará de sentirse constantemente fatigado, por lo que será más capaz de hacer frente a las demandas de la vida.

 

Refuerzo Nutricional

Para ayudar a aliviar la fatiga es muy importante asegurar los niveles óptimos de ciertos nutrientes que se consumen a diario, especialmente aquellos nutrientes que requieren las glándulas suprarrenales para su correcto funcionamiento. Hoy en día, el uso de pesticidas, las técnicas tan refinadas de procesamiento de alimentos y una dieta y estilo de vida pobres, hacen muy difícil obtener niveles óptimos de nutrientes. Los suplementos nutricionales pueden ayudar a compensar esta carencia. Los siguientes suplementos deberían ser considerados a la hora de ayudar a erradicar la fatiga:

  • Hierro – La deficiencia de hierro es otra causa común de fatiga, especialmente entre las mujeres menstruantes. Los suplementos de hierro junto a la vitamina C (que ayuda a que el cuerpo absorba el hierro eficientemente) podría ayudar en estas situaciones.
  • Zinc – Es necesario para la producción de hormonas suprarrenales y es por lo tanto extremadamente importante para ayudar a mantener altos niveles de zinc. El zinc es a menudo insuficiente en las dietas de hoy día y por lo tanto un suplemento de zinc podría ser extremadamente beneficioso.
  • Vitamina C – Es vital para ayudar al cuerpo a hacer frente a la fatiga. Grandes cantidades de esta vitamina se encuentran en las glándulas suprarrenales. La Vitamina C ayuda a estimular el sistema inmunológico, que puede verse debilitado cuando se sufre de fatiga adrenal. Aunque obtenemos vitamina C de la fruta fresca y los vegetales, su cantidad es muchas veces insuficiente para una salud óptima. Un suplemento diario de 1000 mg. de vitamina C es recomendable.
  • Ácido Pantoténico – Es una vitamina muy importante relacionada con la función adrenal, y su carencia a largo plazo podría traer consigo problemas adrenales crónicos.
  • Complejo B – Que incluye ácido pantoténico y podría resultar muy beneficioso, así como asegurarse de que la dieta contiene gran cantidad de vegetales verdes y productos integrales.
  • Magnesio – Está relacionado con la producción de hormonas adrenales, y por tanto ayuda a reducir el riesgo de agotamiento adrenal.
  • Concentrado Adrenal – Las glándulas suprarrenales se consumen drásticamente bajo condiciones de estrés y fatiga. Los concentrados de tejidos tomados como suplemento pueden ayudar a restaurar el equilibrio adrenal.

 

Equilibrio de Azúcar en Sangre

Mucha gente sufre cansancio y fatiga tras una comida, particularmente si la comida es alta in carbohidratos (por ejemplo pan, pasta, patatas y alimentos azucarados). Esto podría estar causado por una gestión pobre del azúcar (conocida como hipoglucemia) y podría resultar útil tomar suplementos de cromo, que ayuda a estimular el factor de tolerancia de la glucosa permitiendo que el cuerpo utilice completamente la glucosa para generar energía. Si se percibe que las glándulas adrenales están extremadamente fatigadas, se debería hablar con un profesional de la salud para introducir en la dieta alguno de los nutrientes descritos anteriormente. Los profesionales de la salud pueden proporcionar algún suplemento que pueda ayudar a reforzar las glándulas adrenales y ayudar a eliminar la fatiga constante. Lo ideal es un suplemento que contenga concentrados de tejido adrenal, zinc, vitamina C, ácido pantoténico, vitaminas del complejo B y magnesio.

 

Eliminación

También podría ser útil eliminar los siguientes productos de la dieta:

  • Cafeína – Es un estimulante, y por tanto puede causar irritabilidad y sobre estimular las glándulas adrenales, de modo que el organismo sea menos capaz de hacer frente al estrés. Puede prevenir la absorción de algunos nutrientes esenciales como el zinc y el hierro. El zinc es el constituyente principal de las glándulas suprarrenales.
  • Alcohol – Una ingesta excesiva agota muchas vitaminas y minerales, lo que puede deteriorar el proceso de desintoxicación del hígado y causar estimulación suprarrenal. Sin embargo, cantidades moderadas de alcohol han mostrado un efecto beneficioso en enfermedades cardiovasculares.
  • Azúcar – En exceso, el azúcar deteriora la función de las glándulas suprarrenales y ha sido vinculado con la depresión del sistema inmune.

 

Alérgenos

Las sensibilidades alimentarias han sido asociadas con la fatiga crónica. Una vez que se identifican los alimentos concretos que hay que evitar, mucha gente ha notado una gran mejora de sus síntomas. Es conveniente hablar con un profesional de la salud sobre las pruebas de sensibilidad alimentaria, disponibles en muchos laboratorios.

 

Fatiga Crónica

La fatiga crónica o M.E. supone aún un gran misterio para la sociedad actual. Mucha gente que sufre de M.E. ha sentido alguna clase de alivio en sus síntomas debilitantes al eliminar parásitos, curar un tracto gastrointestinal inflamado y ayudar a reforzar el hígado en su función desintoxicante, todo lo cual puede hacerse mediante intervención nutricional. Se pueden utilizar exámenes de Evaluación Funcional para analizar el estado de salud del organismo. Algunos laboratorios analizan muestras de heces en busca de parásitos y otros patógenos. El examen conocido como CDSA (Análisis Digestivo Global de Heces según sus siglas en inglés) puede evaluar la capacidad digestiva y absorbente del tracto intestinal, así como los niveles de las bacterias beneficiosas y patógenas. El proceso de desintoxicación del hígado es extremadamente útil para analizar la habilidad del hígado para desintoxicar venenos. Si el hígado está comprometido, podría desencadenar una fatiga crónica.

 

Recuperarse de la Fatiga

A partir de los resultados de estas pruebas, un profesional de la salud puede diseñarle un régimen nutricional específico para sus necesidades, e indicarle el mejor procedimiento para ayudarle en la recuperación de la fatiga crónica o normal. Realizando unos pequeños cambios a su dieta y estilo de vida, e implementando un régimen nutricional diseñado para sus necesidades, la fatiga debería convertirse muy pronto en algo del pasado.